Overblog Suivre ce blog
Editer l'article Administration Créer mon blog
26 mars 2013 2 26 /03 /mars /2013 14:10

JPLblog 5    jplambert.com

 

 

La ópera contemporánea. Entre crisis y crecimiento
 

Definir la noción de ópera contemporánea no es tarea fácil. Si se asimila al con­­­junto de producciones líricas poste­riores a 1970, entonces responde a la vez a un género y a un periodo preciso, históricamente determi­na­do. Esto permite formular la hipótesis según la cual la ópera está sometida a ciclos de crecimiento que guardan una relativa independencia respecto de la evolución general de la Historia de la música.

Para los economistas, la noción de ciclo de crecimiento implica la de crisis, palabra que, preci­samente, encontramos a menudo en los debates sobre ópera contemporánea. De hecho, al menos cuatro tipos de crisis pueden asociarse a la ópera de finales del siglo XX. Éstas se superponen para dar la imagen de un género 

 

Alban Berg - Wozzeck – Bayerische Staatsoper
 

Cuatro contextos de crisis

1) La crisis del género

Los musicólogos están de acuerdo a la hora de subrayar las dificultades que encontramos para definir el género de la ópera contemporánea. Algunos constatan la heterogeneidad de la producción operística, que se sitúa de hecho en un plano muy diferente del resto de la producción musical. Otros destacan la dificultad de dar cuenta de forma unitaria de la diversidad de materiales y lenguajes. También se han puesto de manifiesto los efectos de una mutación general de la ópera a partir de los años 70, que se explica por una crisis anterior seguida de una reapropiación diferente de las condiciones de existencia del género. Queda por decir que la ópera contemporánea aparece en ruptura con un pasado que definía la ópera, de forma convencional, como un género homogéneo. El término “ópera contemporánea” designa de hecho una nueva realidad, y marca una “crisis” relacionada principalmente con ese pasado sobre el cual los creadores actuales depositan una mirada más o menos severa.

 La crisis económica

Las óperas constituyen las producciones más vastas que pueden proyectarse en el campo de la música culta y, al mismo tiempo, los espectáculos musicales que potencialmente pueden resultar más populares (por su faceta “multimedia”). La segunda mitad del siglo XX ha conocido dos episodios que parecen demostrar la falta de viabilidad económica de la ópera contemporánea, y que proporcionan una explicación estructural de sus dificultades financieras. En plenos años 90, una serie de costosas grabaciones de ópera realizadas por las principales casas discográficas (EMI, Deuts­che Grammophon, Decca) no venden más que unos cientos de ejemplares. Este fenómeno, en el que la ópera actúa como símbolo, marca el comienzo de la toma de conciencia de la crisis del disco clásico y el comienzo de una reestructuración más general de la gestión de la industria fonográfica.

 

György Ligeti - El grande macabro – teatro Colón, Buenos Aires
 

En los años 60, Bowen y Baumol, dos economistas, se lanzan a interrogar a la fundación Ford sobre las necesidades financieras de los teatros de Broadway, subvencionados por el mecenas americano. En una ley que lleva desde entonces su nombre, ponen de manifiesto el principio de no rentabilidad de los espectáculos en directo, en los que el coste de la mano de obra altamente cualificada no puede verse compensado por una subida ilimitada de los precios de las entradas. Bowen y Baumol defienden la necesidad de subvencionar este sector cultural, y constatan su profunda dependencia en relación con mecenas públicos o privados, idea que en la actualidad está ampliamente admitida. Sus recursos propios (la venta de entradas) son incapaces de financiar el montaje completo de una producción, en la mayoría de los casos ni siquiera para una única representación. De hecho, diversos estudios muestran que una representación suplementaria aumenta el déficit (salario de los artistas líricos, músicos y técnicos) más que equilibrar la producción.

La ópera es vista así como una empresa económica que no sería viable sin el apoyo de un cierto número de mecenas, organismos y empresas privadas, y sobre todo del Estado. Su crisis, antes de los años 80, se percibe a partir de este momento como algo directamente relacionado con la incapacidad del Estado para definir y orientar políticas culturales adecuadas. Las elecciones más recientes en materia de política cultural no están tampoco exentas de críticas, al tiempo que la desvinculación de ciertos mecenas (por ejemplo, el Mecenazgo lírico de France Telecom) deja que planeen las inquietudes y reactiva periódicamente el sentimiento de crisis económica en el sector.
 

Philip Glass – Einstein on the beach – Barbican Theater, Londres
 

 El postmodernismo, contexto de crisis estética­

Viene a añadirse a estos elementos una crisis estética que concierne a la naturaleza de los temas y asuntos abordados por compositores y libretistas. Una primera categoría de los temas frecuentemente elegidos incluye las adaptaciones de obras literarias clásicas. Éstas perpetúan una tradición que se mantiene de hecho desde siglos anteriores y que, como muestran las óperas de Britten y Shostakovitch, nunca se ha visto realmente interrumpida en el siglo XX. Este tratamiento clásico de la ópera parece dar testimonio de un relativo conservadurismo estético, al igual que los temas,­ abordados a menudo por los compositores ame­ricanos, que se inspiran en la vida de personalidades convertidas en iconos de su época (Eins­tein on the Beach , Nixon in China, Jacky O).

Existe otra categoría de temas que utiliza el procedimiento del distanciamiento, dando lugar a menudo a creaciones para las cuales la apelación de ópera no siempre se impone. Se trata de dis­tintas formas de teatro musical (“acciones escé­­­­ni­cas”, incluso “anti-óperas”) como en el caso de Nono y Berio. Estas creaciones innovadoras pue­den interpretarse en la perspectiva del debate abierto tras la Segunda Guerra Mundial sobre la cuestión de la representación en el arte. Al interrogarse sobre la posibilidad de representar tras la tragedia de la Shoah, Adorno volvía a cuestionar la posibilidad de existencia de la ópera. Sólo al­gunas obras denunciadoras de la guerra emergen de esta corriente de pensamiento crítica (Wozzeck, El Prisionero, Los Soldados ), consideradas por la vanguardia como obras maestras aisladas, antes de que el Gran Macabro de Ligeti llegara a de­sacralizar el género.

La pérdida de fuerza relacionada con el procedimiento del distanciamiento, el importante peso de las adaptaciones clásicas, las otras vías que toma prestado el posmodernismo (sobre todo el minimalismo), son los elementos que dan testimonio, según ciertos autores (a pesar de algunos éxitos aislados) de una crisis general de la ópera, que es llevada a interrogarse sobre sus modelos y utopías.

 

Michael Daugherty – Jacky O – Houston Opera.

 

John Adams – Nixon en China - San Francisco Opera
 

La crisis sociológica

Un cuarto aspecto de la crisis de la ópera es de naturaleza sociológica y concierne a su capacidad de atraer a públicos nuevos. A pesar de los notables esfuerzos realizados en este sentido por las instituciones, el público que llena las salas de ópera refleja siempre las desigualdades sociales expuestas por Pierre Bourdieu. La ópera conserva la imagen de un espectáculo reservado a un número restringido de iniciados (Festivales de Aix-en-Provence, de Salzburgo, el Metropolitan de Nueva York). Es cierto que en ocasiones el género sale del marco estricto del teatro de ópera, pero permanece en cualquier caso apartado del público popular; una distancia que se impuso de manera para­digmática en Italia, a comienzos del siglo XX, en el momento en que la ópera fue suplantada, como medio audiovisual de masas, por el cine.
 

Bernd Alois Zimmermann – Los Soldados – Salzbourg

 

Luigi Dallapiccola – El prisionero – Opera Garnier, Paris
 

Los Videos:

nixon in china  http://youtu.be/5Tv3hrZmcEk 

The death of Klingshoffer http://youtu.be/0RAE3fsDz0I

 

Jacky O : http://youtu.be/eoQp_vmGfWw

 

Einstein on the beach : http://youtu.be/Q80xaxpBWjY

                                     http://youtu.be/afW7RGY-CQw

 

más : Peter Eötvös, los 3 hermanas : http://youtu.be/_GOBJZB7Ge4

 

          Hans Werner Henze : Die Bassariden : http://youtu.be/Pfjrcf0aCTQ

Partager cet article

Repost 0
Jean-Pierre Lambert
commenter cet article

commentaires

Présentation

  • : Emile780
  • Emile780
  • : galerista, agente artistico, curador
  • Contact

Recherche

Liens